Un joven con muchas ganas de cambiar la politica tradicional, Augusto Rey

Por Antonio Capurro

Augusto Rey tiene ganas y muchas, ganas de ser congresista pero no de los que se duermen en su curul o de los que tienen más faltas que asistencias, él está convencido de que hay que romper paradigmas y que solo con una revolución de la educación se logrará el cambio que la gente desea, por esa razón se presenta al Congreso Peruano para cambiar las cosas desde adentro. 

¿Cómo va la campaña con “Tenemos ganas”, lema del mensaje que ustedes ya están posicionando en la web como parta de su estrategia para las elecciones 2011, he visto que la gente joven se identifica mucho con ustedes quienes le están dando un nuevo rostro a la política?


Nos está yendo muy bien, nuestra campaña está teniendo mucha acogida no solo en el sector de jóvenes sino en un sector importante de la población que aspira a un cambio en nuestra política en la que el ciudadano es el centro y no el estado, en donde los políticos trabajen de verdad y no se queden dormidos, que realmente tengan las ganas de tener un lugar donde las personas podamos realizarnos. Nuestra campaña se basa en un trabajo de seis años, la organización a la que yo pertenezco es Coherencia, una organización formada por dos sub organizaciones, una es Proyecto Coherencia y otra es Gobierno Coherente.

Pero las dos trabajan en conjunto y son lo mismo…


Proyecto Coherencia está conformada por alumnos universitarios actualmente de nueve universidades de Lima, la mayoría de ellas públicas y Gobierno Coherente está conformada por jóvenes universitario. Cada una de estas organizaciones tiene autonomía organizativa y sus propios estatutos pero se encuentran bajo el paraguas del mismo ideario y principios que gobiernan coherencia.




Entonces ustedes fueron invitados por Fuerza Social…

Si, es Coherencia la que fue invitada por Fuerza Social a postular al congreso con dos espacios y Coherencia decidió, a través de una elección democrática que Elohin Monard que va con el número 30 y yo que voy con el número 20 postulemos al congreso, lo que nosotros somos en verdad son dos alfiles en un gran juego de ajedrez, en donde las piezas son el equipo de Coherencia que respalda nuestra postulación, 150 jóvenes que nos eligieron en votación democrática y que son el soporte para llevar adelante las ideas, propuestas y emociones que deseamos poner en el debate público, todo lo cual está empatado también con el ideario de Fuerza Social. Somos dos candidatos que al final no estamos solos y esa es la gran diferencia con la mayoría de candidatos. Yo no lo puedo fallar ni a la gente que vote por nosotros ni a nuestro equipo.

¿No crees que precisamente un punto en contra sería que la piense que son demasiado jóvenes y no los relacionen con la experiencia que deberían tener para ser congresistas?


No, el gran valor agregado de nuestra postulación es que no somos ningunos improvisados, tenemos experiencia en lo que hacemos, lo que proponemos es el resultado de análisis de la formación existente, generación de información, grupos focales, asesoría de profesionales especializados, entonces es una propuesta seria y responsable.

Los jóvenes como tú están cansados y hartos de ver un congreso con padres de la patria llamados otorongos, ¿fue eso lo que te hizo decir si quiero ser parte del cambio?


En realidad más de lo que hagan o no los congresista actuales lo que me preocupaba a mí y Coherencia es que no nos sentimos representados, yo no encuentro un político que represente por un lado mis intereses y por el otro la forma de hacer política que creemos debe de ser. Siento que los jóvenes y la población en general no solo debemos exigir servicios del estado para luego criticarlos sino que debemos poner el hombre y comprometernos, meternos a la cancha y jugar un rol fundamental. Nosotros somos parte de los procesos históricos que estamos dejando que otras personas lo hagan por nosotros, ante la falta de eficiencia y seriedad de los políticos de hoy en día, lo que deseamos hacer es un trabajo en serio. Tenemos que tomar las riendas de los problemas si no los resolvemos nosotros ¿quiénes lo harán? Queremos una república de ciudadanos en la que todos puedan desarrollarse y ser felices, hay que ser idealistas, no hay que tener miedo a los ideales, hay que defender idealismo con realidad.

¿Y cómo ves el desarrollo de los jóvenes peruanos en la política?


Hay un grupo importante de jóvenes que hacen política, el ejemplo que siempre doy es el de Jóvenes Por Vocación es un asociación conformada por 35 organizaciones que trabajan en temas educativos de diversas formas como los jóvenes lideres que se dedican durante dos años a enseñar en escuelas públicas, profesionales que renuncian a su trabajo y se dedican a la enseñanza, ellos son un valor; también tenemos a Minkando, que financia a jóvenes en extrema pobreza para que accedan a una educación de calidad en la Universidad del Pacífico o la Católica. Ellos son jóvenes y hacen política, ahora bien no están enganchados con la forma tradicional de hacer política porque no encuentran entre los actuales políticos a quienes los pueden representar, ese es el problema.

Y los partidos políticos no han visto lo que tienen frente a ellos, los jóvenes.


Es cierto no han visto el valor de la juventud para poder articular esfuerzos, la política hoy en día hay que verla como un espacio de articulación ya no de forma vertical donde hay bases y cúpulas sino una política de redes donde se unen esfuerzos para llegar a un fin mucho más potente, que sea real que tenga estructura donde las decisiones provengan de un consenso, hay que apuntar a eso y si es posible. Por eso Coherencia quiere articular los esfuerzos ya existentes. Hay que hacer una analogía muy grafica siempre se ha hablado de la web 1.0 cuya característica es verticalidad, es unidireccional y no existe el diálogo, existía un webmaster que por allí te contestaba si le enviabas un correo, eso es la política 1.0 donde el ciudadano está muy lejos del político; pero ahora en época de la tecnología y de la información tenemos la web 2.0 que tiene horizontalidad, bi direccionalidad, diálogo constante con efecto viral donde todo el mundo comenta. Esa es la política que deseamos proponer en Coherencia, una política propositiva, de la buena, que deje de lado el cuchicheo, con los favores bajo la mesa, el clientelismo, eso se queda atrás, ahora hablamos de una política transparente donde todo es público, en donde nadie tiene miedo de decir con quien se ha acostado y con quién no porque el que no la debe no la teme. Gobernar es enseñar y el político tiene que enseñar con el ejemplo. Si vamos a tener una clase política que oculta lo que hace y le tiene miedo a la verdad ¿Qué clase de políticos estamos formando?

Como tú dices debemos acostumbrarnos a decir la verdad y vivir con ella…


Aspiremos a una política horizontal y transparente, erradiquemos la falsedad, las caretas, el político actor, queremos políticos que lleven intereses que no están en el debate público, en nuestro caso llevamos a la mesa preocupaciones.


Tus propuestas de campaña tienen como base el empleo y la educación, dos temas que preocupa mucho a los jóvenes. 


En el Perú hay un problema bien grave que no estás siendo analizado como se debe, la formación que se dan en la educación superior, es decir universidades e institutos sean públicos o privados no es una educación que sirva para el trabajo, hay una falta de acceso a la educación pertinente y de calidad, y cuando hablamos de pertinencia hablamos de educación para el trabajo. Algunos datos: uno de cada tres jóvenes que ha estudiado no trabaja porque no encuentra trabajo; otros hacen una actividad para la que no han estudiado y algunos si trabajan en lo que estudiaron, sin embargo de estos últimos, es muy probable que ganen menos de lo que deberían o trabajan menos de lo que quisiera, o sea son sub empleados. ¿Por qué? Porque el tipo de profesionales que se están formando no es el que el mercado requiere.

Pero no solo eso, también existe una sobre dimensión de oferta en las carreras universitarias…


Por supuesto, se ofertan 1,200 carreras universitarias pero solo el 30 por ciento es decir una de cada tres se matriculan solamente un ciclo en Derecho, Contabilidad, Administración, Ingeniería Electrónica y Educación Secundaria, yo fui uno de ellos. 55,000 personas estudian Derecho al año, pero ¿sabemos cuántos abogados trabajan en lo que estudiaron? No necesitamos más abogados, necesitamos técnicos y es que la gente cree que estudiar en un instituto es inferior a la universidad, mentira, entre un egresado de la Tecsup y un egresado de la Católica ya no es la misma cosa. Nuestras propuesta es genera esa simetría de información existente que tienen los jóvenes para determinar qué carrera deben estudiar. Por ejemplo, en Chile, Estados Unidos o Canadá existen portales web que te dan información necesaria sobre las carreras como salarios, líneas de carrera, demanda laboral existente, o sea lo que requiere el mercado.

Ese es un eje de trabajo, pero también está la calidad que se ofrece y ahora tenemos un montón de universidades…


Es un negocio redondo que debemos regular, con un control de calidad donde el Estado brinde las herramientas necesarias para que los ciudadanos se informen y podamos construir nuestros destinos. La libertad es la capacidad de decidir, entonces proponemos incentivar la generación de conocimientos, que el 0.2 por ciento del PBI sea utilizado en ciencia y tecnología, en Chile o Argentina estamos hablando del 0.7 por ciento. Solamente el cinco por ciento de los profesores de universidades o institutos tienen doctorado, entonces tenemos que incentivar la profesionalización de la educación, fortalecer el SINEASE, que fiscaliza la calidad de la educación y los procedimientos administrativos, entonces tendrán que demostrar que tienen un estándar mínimo.

¿Y cómo lograr que los jóvenes accedan a la educación?


Hay que generar fondos concursables que den préstamos educativos porque el Estado no está brindando la calidad educativa que los peruanos se merecen, entonces hay que hacer una reformar de la Ley Universitaria para que el centro de la educación sea el alumno y no el profesor, esa es la preocupación que llevamos al congreso.

¿Cuál es la gran diferencia que has encontrado entre tú y tus amigos de otras universidades no privadas cuando has interactuado con ellos?


Tengo muchos amigos de universidades públicas que están muy bien capacitados, de la UNI, de la Agraria, de San Marcos que están mucho más capacitados que yo en muchos aspectos, pero si existen un grupo de jóvenes que han accedido a una educación pública que sienten no tener las oportunidades que las puede tener un alumno de una universidad privada porque no es justo que alguien que alguien que no tenga los recursos no pueda ser luego valorado en el mercado.


Siempre mencionas que hay que romper los paradigmas…


El ser humano tiene el mal hábito de acostumbrarse porque consideramos que es lo correcto, nosotros tenemos la fuerza, la energía y herramientas para romper eso y decirles a todos que si se puede cambiar porque el congreso tiene que ser un espacio que represente a lo mejor del Perú. Dejemos de decir que es una utopía, las utopías se rompen cuando se hacen realidad y nosotros estamos proponiendo en forma concreta que un espacio tan distorsionado como el congreso actual se vuelva un lugar donde la representación de los ciudadanos sea la que gobierne.

¿Tú crees que esta vez los tres millones de jóvenes si van a votar a conciencia? 


Somos seis millones de personas entre 19 y 29 años, 3.5 millones votan por primera vez y creo que es el momento de dar nuestra energía, las redes sociales es el lenguaje de los jóvenes y eso es lo que estamos usando de una forma responsable y seria.

Como lo dijo Manuel González Prada es el momento de “Los viejos a la tumba y los jóvenes a la obra”…


No hay que tomarlo en forma literal, es muy importante que haya un diálogo inter generacional, tomar la sabiduría de los mayores, gente que conoce y sabe de muchos temas. En el Perú hay muchas comunidades, los jóvenes de Lima son muy diferentes a los jóvenes de una etnia del oriente peruano, no estigmaticemos, no hay una juventud homogénea peruana.

Tú has tenido oportunidad de caminar por distintas partes de Lima y ver que acá hay muchas realidades…


El Perú tiene plata, el peruano no la tiene, es un hecho increíble como las universidades públicas devuelven parte de su presupuesto porque no lo han usado, nos damos el lujo de pagar por adelantado nuestra deuda externa, yo he viajado por casi toda la costa, sierra y selva, soy un amante del Perú, pero igual en la misma capital moverse de un cono a otro es moverse a otro mundo. Aún existe mucha pobreza extrema y eso es realmente indignante. Por eso nosotros proponemos el cambio a través de la educación que es un movilizador social.

Hablando de las redes sociales, ¿has tenido oportunidad de llegar a un público que ni sospechabas llegar?


Nuestra campaña “Tenemos ganas” tiene mucha acogida, recibimos Elohim y yo una gran cantidad de correos insospechados de gente que cree en nuestro proyecto, gente que se quiere meter a la cancha con nosotros y empezar a trabajar. Hay e mails de muchas partes del mundo y por supuesto de aquí, es muy satisfactorio y emocionante saber que el trabajo de seis años está dando resultados positivos.

Además que es una campaña con pocos recursos, no como la de otros candidatos…


Es una campaña de ideas, de propuestas, de inspiración y de ganas, no queremos generar una movida sino un gran movimiento donde hay que ver a largo plazo que estos ideales se mantenga por largo tiempo.

Augusto Rey es una persona idealista pero práctica también, ¿de qué tienes ganas?


Tenemos ganas de cambiar nuestro país, en la vida hay que ser idealistas, hay que tener sueños y defenderlos siempre y cuando no afecten a los demás, y hay que prepararse, tener un soporte de ideas, tengo mucha energía, me considero hiperactivo por naturaleza y la forma de canalizarla es haciendo una campaña que llegue a la mayor cantidad de gente posible. Todos debemos tener las mismas oportunidades, la educación es una revolución, hay que tener capacidad de indignación frente a hechos que atentan contra la dignidad humana o los derechos de cualquier persona porque frente a eso somos compañeros, ¿qué ciudadanos queremos?, ¿cómo deseamos vivir? Hay que responderlas y llevarlas al debate público.



Entonces solo queda el compromiso con los jóvenes que siguen las ideas del Gobierno Coherente y del Proyecto Coherencia.

A partir de julio Elohim por el número 30 y yo con el número 20 de Fuerza Social vamos a ser congresistas y vamos a dedicarnos a escuchar lo que la gente tiene que decir y llevar esas preocupaciones el congreso que las representa. La gran diferencia entre Elohim y yo frente a otros candidatos es que no estamos solos, tenemos 150 jóvenes que nos jalan las orejas cuando nos equivocamos. Ambos nos dedicamos al cien por ciento con la campaña, a los jóvenes como yo les digo que rompamos los paradigmas y debemos llevar los valores positivos al congreso, soñar en grande, pensar en grande y somos nosotros la generación del bicentenario la que tiene que llevar adelante estas propuestas.


http://www.coherencia.pe/

http://www.youtube.com/user/tenemosganas

http://www.facebook.com/augusto.rey

http://www.tenemosganas.pe/augusto-rey/quien-es

Comentarios

Entradas populares