"Ser artista me ha costado más de veinte años de trabajo", Cherman


Por Antonio Capurro

De Cherman Kiko Ganoza han dicho que es “el artista pop de nuestro medio” o el “peruvian pop“, pero con él, tan directo como es, no van las etiquetas porque siempre sintió que no encaja en nada. Si tuviera que definirse lo haría con el “Made in Cherman” que para él es una república peruana como debería ser. Porque su discurso está enfocado a la valoración de lo peruano donde se mezclan todas las sangres.

Su trabajo más importante fue Crash, Boom, Zap, el fanzine más difundido de todos los tiempos en el Perú que nació en el año 92 o 95 con los concursos organizados logrando 10 mil ejemplares gratuitos, toda una hazaña en nuestro país, donde se lucha por hacer cultura. Su carrera abarca 15 años de diseño y arte gráfico durante los cuales aprendió a hacer miles de cosas: tarjetas, logos, invitaciones, discos, carteles y afiches, importantes o no, benéficos o pagados, más de 700 piezas gráficas.

Su arte es una muestra de los personajes del imaginario peruano. En su departamento donde se realizó la entrevista y salí ganadazo (gracias broder) con mi polo de Marco, hay un dibujo de Julio C. Tello que dice "tengo el orgullo de ser peruano y ¿soy feliz?". Y Vallejo dice "hay hermano mucho ke hacer y tú no has hecho ni mierda". Cherman ha dicho “El olvido es la herramienta más fácil del peruano. Y porque olvidamos preferimos escoger a cualquier ídolo extranjero.” Conozcamos más de CHERMAN, sin lugar a dudas uno de los mejores artistas gráficos del Perú.

¿Cómo nacieron tus ganas de querer hacer arte?


Uno nace don dotes y todos los niños nacen dibujando o sea lo primero que haces es garabatear la pared, siempre hay una lógica de que los chibolos desde que nacen experimentan con cosas y creo que hay un gran porcentaje de niños cuyos primeros intentos de arte son con dibujos, los niños son los primeros grafiteros del mundo, en mi caso siempre ha pasado el tiempo y yo he sido atado a la cuestión gráfica y hay que estar demasiado seguro en un país como el Perú para decir yo soy artista, eso no existe o existe para las personas que tienen condiciones para hacerlo. Ser artista me ha costado más de veinte años de trabajo.

¿Siempre te has sentido un artista revolucionario y de contracultura?

Uno se puede poner en un saco y etiquetarse, el arte es como es y la sociedad es como es y siempre ha sido así, yo creo que cuando parte de ti mismo de conformarte o darte cuenta de lo que vas a hacer con tu chamba. Yo nunca promocioné mi trabajo o dije que iba a exponer en esta galería. Mi pasión por la gráfica arrancó en el subterráneo de Lima haciendo música y gráfica para Los Mojarras y de allí comenzaron a venir los trabajos, yo nunca busqué que me paguen o que vengan a mí. Nada ha sido gratuito, todo ha sido años de esfuerzo y dedicación. Mucha gente que tiene el acceso fácil a la tecnología hoy en día no va a un concierto de su barrio, ver lo que pasa, investigar o trata de hacer algo diferente. La gente que era hincha de Crash Boom Zap hace más de quince años para mí es decepcionante haberlo dejado de editar en algún momento y que no haya ninguna propuesta que saque información que no se ve en los medios de comunicación tradicionales. Para mi esto de hablar de arte así yo esté en la mejor galería es como haber aprendido a ser el obrero de mí mismo, pero mi lucha continúa y tengo la esperanza de que Crash Book Zap siga saliendo y descubriendo gente que no pertenece a un pequeño grupo de arte. Solo hay que tener imaginación, papel y lápiz.

Y es que ser un artista implica cierto grado de rebeldía ¿no es así?

Nunca hay que ceñirse a lo que el sistema te otorga u obliga, hay tantos cojudos que dicen no tengo chamba porque no tengo vara porque yo estudié administración y hago taxi, mucha gente piensa que todo le va a llegar del aire y no es así.

¿Tú crees que la gran mayoría está buscando el facilismo cuando tú estás viendo los frutos de tu trabajo?

Yo veo mi trabajo simplemente como un trabajo, no he hecho mi trabajo para ser destacado, nunca he pedido que me saquen en la prensa, no anhelo nada que no esté dentro de la sencillez, me gusta apreciar también el trabajo de amigos peruanos o gente que no es necesariamente artista o de un estrato social, la gente cree que hacer arte es como imponer algo pero en mi campo, yo creo en la obra y respeto a la gente que tiene propuestas que enseñar de los cuales tengo algunas piezas también como Piero Quijano, Harold Higa, Alfredo, Natters, Markus. Si la gente supiera que tenemos una cultura milenaria y que la tierra nos sigue dando frutos te aseguro que la cultura acá sería una industria, no solo serían dos o tres distritos que consumen cultura sino para todos. Yo soy de Jesús María, nunca dejaré ser sanfelipano, me mudé primero a Barranco y ahora estoy en Miraflores.

O sea tú te sientes mejor con la gente del pueblo…


Es que para mí todo el mundo es igual.

Sin embargo el peruano aún es muy racista y discriminatorio.


La verdad es que eso es una estupidez, para mí incluso la gente que son mis empleados son mis amigos e igual pasa con mis proveedores solo exijo eficiencia y respeto mutuo, esta navidad pasada he podido ofrecerles regalos a mis proveedores quienes me han visto crecer como artista y es una cuestión que va más allá de lo material, que se contagian de lo que han visto en nosotros, digo nosotros porque no solo es Made in Cherman, mi marca si no Faite, la marca de ropa que tengo con mi socio.

¿Se puede decir que ahora tienes menos preocupaciones y estás en tu mejor etapa como artista?


Hace un tiempo vivía en un cuarto donde dormía, trabajaba y tenía una máquina súper lenta, durante muchos años me la pasé pensando como resolver el asunto de llegar a los cuarenta que es como una ancianidad para mí y poder decir que no quiero tener más angustias económicas porque creo que el peruano es muy mal administrador porque te la puedes pasar veinte años trabajando, conozco muchos amigos (sin afán de maletearlos) que siempre decían que ellos no nacieron para vender o administrar sus negocios y mira tú como yo lo hice. Ahora vendo cuadros de algo que antes la gente no compraba que es arte gráfico, y yo educando a la gente diciéndoles que ese cuadro sellado y firmado tiene un valor, está bien hecho, te cuesta tanto y me la ha pasado así cuatro o cinco años, recuerdo como empecé vendiendo láminas a 20 dólares y no sabía como hacerlo; sin embargo el afán de avanzar y superarme hizo que aprendiera.

Digamos que al igual que Andy Warhol tú has industrializado a Cherman, tu arte.


Pero no ha sido algo elaborado adrede con la ambición de yo quiero figurar acá y es que estamos acostumbrados a tan solo reconocer al artista cuando es alguien pero no antes cuando está en ese proceso de salir adelante y es que hay un grupo bien grande de gente que aún no destaca pero son muy talentosos, así muchos artistas gráficos somos de distintos distritos pero amigos, el peruano tiene que recomendar siempre lo mejor.

¿Cómo ves el arte en el Perú?


Creo que el peruano tiene que asumir que su eje cultural está en la propia cultura, si algo funciona en lo que estoy haciendo es porque yo estoy universalizando nuestros iconos, inicialmente yo creía estar haciendo una reingeniería educativa que funcionará en el año 3000 o 4000 pero tenemos que darnos cuenta que el Perú es para los peruano y sentirnos orgullosos de lo que fuimos y de lo que somos, tenemos que descentralizar más porque sino todo va a ser caótico.

Hace falta una política cultural…


De hecho hay que tener una conciencia pero cada quien está en su derecho de hacer lo que desee, ahora en el Perú hay muchos rubros pero nos hace falta proteger más lo nuestro, en el campo de la música por ejemplo el rock de Daniel F. o Rafo Raéz, pero nos venden la idea que el Perú está bien porque vienen gente de afuera.

En tu obra tomas muchos elementos de la cultura pop en busca de la identidad del peruano, ¿hacia dónde quieres orientar tu trabajo?


No tengo nada planeado, lo que tengo que seguir haciendo todos los días es chambear, lo que yo quiero mostrar en mi arte es un poco de educación, apreciación y admiración por lo nuestro, yo también tengo mi banda y despotricó contra todos. Quiero desaparecer por un año y terminar mi comic book, un libro de historietas terminado y me gustaría que alguien haga un estudio de mi trabajo en estos veinte años así como tener un kiosko con publicaciones locales, yo amo el comic desde chibol y de niño no había nada más bacán que la fantasía, así que por todos lados busco mis comics. Creo que algún momento si me dan las fuerzas voy a volver a sacar el Crash Boom Zap y seguir incentivando las movidas locales, en el mismo Lima no hay interacción entre los distritos y eso es una pena.

¿Qué es lo que te ha enseñado el tiempo y estos años de aprendizaje?


Lo que me ha enseñado el tiempo es que ahora que puedo dar talleres tengo que hacerles a las personas el camino más fácil, más que sentar ideologías tenemos que compartir y ahora hay mucho más acceso para eso, cada vez que uno trabaja con más ganas asume más responsabilidades y es como cuando tienes chibolos, que es algo divino y te ayuda a complementar tu vida, yo me siento afortunado, siendo como un niño es la mejor forma de aprender a ser humano. Tengo la suerte de haber sido educado en la última época de oro del Perú que fueron los ochenta donde había valores y principios, a pesar de que hubo crisis económica y familiar.

Comentarios

Entradas populares