La inseguridad ciudadana



Artículo originalmente publicado en el año 2002 en el magazine digital Decajon.com

Por Antonio Capurro


Ojo que en estas fiestas de paz, amor, y entrega, algunos buscaran más de lo que tu generoso corazón quiera brindar. Aquí te contamos lo que esta poniéndose de moda entre nuestros amigos de lo ajeno.
Hablar de seguridad ciudadana en Lima es adentrarnos en un terreno bastante controvertido. Y es que desde algunos años la violencia delincuencial no tiene soluciones efectivas que puedan acabar con este mal social tan fuertemente enraizado en una urbe donde el índice de crímenes aún mantiene una estadística bastante alarmante. Y no es una exageración afirmar que el peligro está a la vuelta de la esquina, en tu propia casa, en el carro, en todas partes, a cualquier hora y en todo lugar. Por estas fechas de Navidad hasta un Papa Noel puede ser sospechoso.

Al parecer no existe mecanismo de protección efectiva que pueda con las modalidades de los delincuentes; quienes para cumplir sus fechorías no dudan en hacer uso de la más insana sangre fría y de su imaginación delictiva, desparramando su violencia por una caótica ciudad en la que el promedio diario acumula doce secuestros al paso, veinte robos de autos treinta asaltos a residencias y decenas de arrebatos, hablando de un día flojo. Para efectivizar sus planes, los amigos de lo ajeno hacen uso de armas de todo calibre, las cuales pueden alquilar en el mercado negro a precios que fluctúan entre 150 a 200 dólares una barettta, y de300 a 500 dólares una AKM para “trabajitos gordos”, claro que si su angustia es grande hasta con un cortaúñas se te lanzaran encima. 


La policía pese a contar con una tecnología avanzada y una descentralización en sus acciones para enfrentar a los malos elementos ya no sabe de cuáles otras técnicas hacer uso; pues dichas bandas conformadas en su mayor proporción por jóvenes adolescentes desocupados se vuelven a articular en audaz curva ascendente. Son marginales y drogadictos, el monto que van a obtener no les interesa demasiado si al menos le sirve para su vicio, por ello hasta tu celular prepago sin línea les será apetitoso.
  Como siempre los lugares predilectos para estos delincuentes, son todos aquellos que concentra cualquier actividad comercial, como supermercados, centros comerciales, avenidas céntricas, etc. donde como ya es sabido, la modalidad del arrebato sorpresivo, aprovechando un instante de distracción, tal vez cuando haces un alto a tus compras para saciar el antojo de algún “combo espectacular” o esperar tu combi, bastara para apoderarse de cualquiera de tus pertenencias. A esto se le suma la posibilidad de la sustracción casi fantasmal de algunos de tus objetos personales si de pronto te encuentras atrapado en algún conglomerado de gente.  

Los reportes policiales también nos dan a conocer las ultimas modalidades de hurto para esta “Navidad 2001-Enero 2002”. La primera muy simple: el facineroso disfrazado de amable taxista esperara a que subas a su vehículo. Con tus compras “oportunamente” en la maletera, llegaras a tu destino, donde, si bajas primero para recoger tus paquetes, tal vez, lo que veas sea el auto alejarse con el obsequio de la abuela y con toda la inversión de tu ‘grati’: y la otra mucho más inocente pero no menos efectiva valiéndose del tradicional ‘reglaje’ para elegir el momento adecuado, consiste en que sorpresivamente llegara una canasta navideña u otro obsequio de anónimo admirador familiar, en cuanto habrás los candados y rejas de tu puerta, de seguro en un instante el simpático mensajero estará desenchufando todos los artefactos de tu casa.

Nuevamente en esta Navidad que nos encuentra ajustados como siempre, las cifras de la delincuencia se hincharán como panteón en el horno así que mejor tranca hasta la chimenea y busca tus regalos en la tienda decajon.com

Comentarios

Entradas populares