Entrevista: Victor Prada



Por Antonio Capurro

Si eras joven en los años ochenta o noventa recordarás su rostro en destacados programas televisivos como “Camotulio”, “Gamboa” o “Nubeluz”, en donde el destacado actor dio muestra de su versatilidad e histrionismo, pero Víctor ha interpretado muchos y variados roles en su larga trayectoria actoral. En el año 2013 su papel en el filme “The Cleaner” le hizo viajar a muchos festivales de cine alrededor del mundo y el más reciente está por estrenarse en la TV y es nada menos que el de nada menos que el dictador y genocida nazi Adolfo Hitler en la teleserie “Goleadores”. Víctor nos recibió en su casa en Miraflores conversando en una tranquila mañana de junio.


El Limpiador te ha dejado y sigue dejando muchas satisfacciones...

Ha sido una película bastante satisfactoria pese a ser de bajo presupuesto y sin mayores pretensiones, ha ganado un montón de premios y me ha permitido viajar más que nunca a los diferentes festivales y para cerrar con broche de oro estuve en Panamá en la primera edición de los premios Platino, junto a grandes estrellas latinoamericanas. Yo me sentí como en la entrega de los Oscar con todo ese glamour y atención, me atendieron muy bien.

¿Y tienes alguna anécdota especial? 

Estar junto a gente famosas, que los saludes a todos y todas como si fueran tus amigos, tomarte fotos con ellos y ellas, tú sabes yo soy medio chupado pero me sentí fantástico. Con el grupo español estuve como si fuera un español más. Me he paseado con Javier Cámara y con Fernando Trueba.


¿Sientes que The Cleaner te ha permitido revitalizar tu carrera? 

Digamos que sí pero todavía siento que me queda mucho por hacer, recién estoy cambiando de piel (risas). Te cuento que el proceso fue muy particular con Adrián Saba, el director de la película, llegó una tarde al Centro Cultural de La Católica donde estaba haciendo una obra de teatro para conversar conmigo, me esperó hasta el término de la función. Y bueno me dio una sorpresa al decirme que había escrito la película con un papel pensado para mí, le respondí que sí que no tenía que pensarlo. Me fui enterando de lo que él quería ya en la filmación porque como sabes en la película hay poco diálogo. Mi personaje es el de un hombre hermético que camina como un zombi en un mundo post apocalíptico destruido por una epidemia, es un hombre a quien no le importa nada, camina sin rumbo; entonces al toparse con el niño demuestra que debe cuidarlo y esa es la historia. Adrián me dirigió de manera muy fluida, dándome indicaciones de lo necesitaba pero también dejándome poner cosas mías en plena libertad de creación actoral.


Y vemos que el cine peruano está experimentando un cambio con más producciones nacionales que se estrenan cada año pese a las limitaciones para hacerlas

El año pasado yo filmé “The Cleaner” y “El Evangelio de la Carne”, y te cuento que no hacía cine desde hace como veinte años, si no me equivoco mi primera experiencia fue con “Avisa a los compañeros”, ahora hay más ganas de hacer cine, vemos diversos géneros y temas diversos, tenemos películas como tú dices más artísticas o de autor y también populares, todo ello contribuye a formar una continuidad frente a la producción extranjera, y eso precisamente le da entrenamiento a nosotros los actores.¿Con cuáles películas te sientes más identificado? Definitivamente con aquellas que aportan de algún modo soluciones o alternativas, con un mensaje social. Hay películas que me han marcado como aquellas del neorrealismo italiano, hace años existía la filmoteca de Lima; aunque hoy también tenemos lugares donde ver ciclos de cine, aunque siento que no hay un público tan cautivo y numeroso como antes. 


Y de hecho que ese gusto por el cine y la actuación empezó desde muy pequeño, cuéntanos ¿cómo fueron tus inicios, deseabas ser actor desde pequeño? 

Siempre hubo en mí esas ganas, ya de adolescente entré a estudiar a la Escuelas Superior de Arte Dramático, en paralelo ingresé a Sociología a la San Marcos, pero no terminé, me cambié a literatura y finalmente saqué mi título en arte. Y estuve en la compañía del Teatro Nacional Popular, en esa época el Estado nos pagana y capacitaba, en el tiempo del gobierno militar, se hizo mucho relacionado al arte. Luego pase al TUC en la católica, esa ha sido mi formación.


¿Un actor siempre tiene que tener una formación? 

Por supuesto, porque no todo es el talento sino tiene que pulirse y sobre todo en la parte conceptual de lo que es la profesión del actor. Un actor tiene que estudiar constantemente, tiene que querer y respetar su profesión, ser consecuente con lo que piensas y sientes, que no es una elite sino un arte de todos. Ahora ser actor está de moda y todos quieren ser parte de esa fama y éxito efímero, porque lo importante es mantenerse porque este es un trabajo de aguante y muchas decepciones. Los que no tienen esa vocación interna, a la primera decepción o dificultad se van, y quienes persisten como yo.

¿Nunca pensaste en dejar la actuación? 

En algún momento si lo hice, pero uno siempre tiene que lidiar con eso, yo estuve a lo lejos como cinco años, pero esto es lo mío por eso regresé. Además siempre hice videos y cortometrajes. Yo lo hice porque tenía carga familiar pero ahora mis hijos están grandes y todo es diferente.

¿Cuáles crees que son esos programas por los cuales siempre te recuerda la gente?

Tuve la oportunidad de trabajar en televisión, estuve en dos programas con gran audiencia como fueron “Camotulio”, “Gamboa” y “Nubeluz”, y de alguna forma no quería participar y dudaba porque en aquellos tiempos no era tan serio en la televisión.

¿Se hace más teatro que antes? 

Siempre se ha hecho buen teatro con buenos grupos, y hay gente que acude, pero la población ha crecido, ahora los medios y la misma gente difunde la información más rápida. Todo ha evolucionado en el medio teatral pero ahora hay más producción especializada. Ahora se le ve como una empresa cultural empresarial, lo cual es bueno. Aunque hace falta más apoyo del Estado una verdadera política de apoyo a la cultura, ¿cómo motivamos a la gente que vaya al teatro? Quizá si esto existiera la entrada bajaría más y no sería tan cara como ahora. Hay muchas cosas que se pueden hacer para mejorar esta situación. En países como España viajan con la obra por todo el país en provincias.


¿Qué es lo más fácil y lo más difícil en la carrera de un actor? 

Lo más fácil es el halago que a veces te ciega y corrompe, lo más difícil es la resistencia de seguir adelante, buscar alternativas paralelo a la actuación como por ejemplo tener un negocio o estudiar una carrera más. La carrera de actor tiene sus altibajos y debes estar prevenido porque si no eres consciente de ello vas a sentirte mal. En el cine vas disfrutando más del proceso, hay más tiempo para aprender el papel, en la tevé todo es más rápido pero ahí he trabajado en papeles clave y no desde el primer capítulo, también he estado en teleseries como "Confesiones". Y sigo adelante.

¿Qué nuevos proyectos en la actuación? 

El cine pero estamos esperando el resultado del concurso de cine, también está lo de “Goleadores” y bueno otras cosas más que no te puedo adelantar pero espero salgan.

Comentarios

Entradas populares