En la maestría de San Marcos

En abril del presente año 2016 empecé la Maestría en Comunicaciones, esa que por un largo tiempo había pospuesto dentro de mis lista de objetivos. Así que la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, la decana de América, se convertiría en mi nueva alma mater. Regresaba al estatus de alumno, caminar por un campus universitario, estudiar mucho, leer abundante bibliografía y sacar las infaltables copias que luego te enteras es la popular Señora Mary

En el proceso de admisión, lo más difícil dentro de los papeles que debía presentar fue pedir que me envíen desde Chimbote, donde están mis títulos originales en la casa de mis padres, la copia legalizada de mi grado académico, pero finalmente quedó el camino zanjado para la fecha del examen de conocimientos. Rostros desconocidos que hoy no lo son más, porque ahora somos compañeros de aula, esperaban ansiosos y alertas el crucial momento. El lugar elegido era el Pabellón A de la Facultad de Letras y Humanidades. 

Ese día, mientras algunos aprovechaban en dar un repaso a sus apuntes; otros revisaban sus redes sociales o quién sabe qué. Hasta que apareció la secretaria para decirnos que pronto llegaría la profesora Sonia Luz, quien sería la persona encargada de tomar el cuestionario de cuatro preguntas y luego entrevistarnos uno por uno. Tuvimos que esperar tres días pero al final vi mi nombre junto al de otros veinte desconocidos para mi. Ya estaba adentro!!

A la semana siguiente empezamos el desarrollo de las asignaturas o mejor dicho los módulos o seminarios, nombre que la profesora Sonia Luz nos recuerda siempre que deberíamos llamarlos porque en sus palabras debemos verlos como elementos concatenados que serán de máxima utilidad para nuestra tesis de obtención del grado de Magister. Pienso que la gran mayoría del salón si no es que tod@s ya se visualizan ahí.

Clases lunes, martes y miércoles. El primer profesor que conocimos fue el Dr. Eduardo Huarag con el módulo (le haré caso a la profesora Sonia Luz) de Impacto de las Nuevas Tecnologías en la Comunicación, al día siguiente a la profesora Aurora Bravo, con Epistemología y Teorías de la Comunicación, en seguida la profesora Sonia Luz con Seminario de Tesis. Estoy seguro que para varios de mis compañeros, me incluyo también, fue un desafío volver a las exigencias académicas pero no había de otra.

Estar en San Marcos representa un prestigio y una pluralidad de pensamiento, es una experiencia nueva para el aprendizaje, la investigación, el conocimiento y en nuestro caso, una mirada amplia en el tema de las comunicaciones. Ganas de conocer, de saber, de participar, conversaciones, tertulias, debate, risas, chacota, actividades extra curriculares que forjan el compañerismo y fomentan la interacción de los imaginarios colectivos. Sin olvidarse que el conflicto sirve cuando llegamos a un consenso. Habermas dixit. 

No sé cómo pero resulté convirtiéndome en el flamante delegado de aula luego que Luz renunció ¿fue así realmente? César propuso mi nombre y sanseacabó. Rogaré que no firmen el libro de reclamaciones si no cumplo con las funciones encomendadas, pero de que posteo en el grupo cerrado de Facebook lo hago y las fotos de cada cumpleaños :)

Marisol, Paulo, Luis, Mattheo, Fanny, Hamilton, Sarai, Esly, Maritza, Valeria, Daniel, Martha, Briseida, María y Renato. Y el selfie!


Lo cierto es que en estos cuatro meses las vivencias, experiencias y anécdotas han sido muchas, como el tour caminata con la profesora Sonia Luz luego del bailecito que se dio con algunas de las compañeros en la Noche de Gala: Concierto de la Orquesta Sinfónica Juvenil por el 463 aniversario sanmarquino.

A quien todavía no conozco es al famoso perrovaca, todo un emblema de la universidad.Y dicen que si no has bebido en La Ramadita no has estudiado en San Marcos. Ahí todavía no llego. Y eso que Valeria afirma que falta el Bar Sky. El cielo es el límite señores.

Todavía falta la tantas veces postergada tallarinada propuesta por Mariana, alentada por Paul, seguida por el resto de nosotros. Habrá que hacerla ya una comida frankfurtiana que nos encuentre muy bien nutridos para la carrera del segundo semestre, en sus marcas, listos...que sin lugar a dudas San Marcos es toda una experiencia.

Comentarios

Entradas populares