Crónica de mi Voto Universitario



Por Antonio Capurro

23 de octubre, esa era la fecha señalada en el calendario de mi laptop. La segunda semana de octubre Paulo, mi compañero de la maestría de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos me dio la ¿buena? noticia. "He visto tu nombre en la lista de los titulares para las elecciones complementarias en la universidad", me lanzó la noticia en el salón. Esta es la crónica de lo que sucedió antes y durante mis avatares electorales. 

Yo voto desde que el documento de identidad nacional, que antes se llamaba Libreta Electoral, era de color naranja y tenía tres cuerpos. Sí, señores, pero solo una vez había estado del otro lado de la mesa de sufragio como secretario. En esta ocasión, como dice César La Serna otro compeñero de la maestría, pasaba "de delegado a presidente de mesa", algunos tenemos esa gran suerte. Y lo confirmé en la página web del comité electoral con el COMUNICADO Nº 49 (RELACIÓN DE MIEMBROS DE MESA Y CAPACITACION - ELECCIONES COMPLEMENTARIAS lo cual no dejaba dudas a nadie.

Sin temor a equivocarme este ha sido el año en que más he acudido a las urnas de votación. Ahí están las elecciones presidenciales y congresales, la segunda vuelta y en San Marcos dos veces el 17 y el 24 de julio, respectivamente, en que alrededor de 40 mil sanmarquinos y más de 2 mil profesores eligen a su rector, representantes a la Asamblea Universitaria, Consejo Universitario y Consejo de Facultad, pero como ninguno de los postulantes al sillón del rector alcanzó el 50% más uno de los votos en la primera, entonces tuvimos que ir a la segunda vuelta donde ya es de público conocimiento que el rector elegido fue Orestes Cachay frente a Javier Villa Stein.

Esta vez el voto sería electrónico, cual fantástica maravilla lo anunciaban las noticias, asì que no demoraría mucho el tema. Ni modo el jueves anterior, tratando de cumplir con mis deberes universitarios fui a mi capacitación con mucho entusiasmo, de entrada me dieron  mi CREDENCIAL DE MIEMBRO DE MESA DE ESTUDIANTE. Junto con otros motivados y curiosos estudiantes de pregrado mis oídos estuvieron alertas para una charla que en muchos casos puede llegar a ser un soponcio, pero esta vez no. La gente de la ONPE trató de cumplir con su trabajo y ser lo más didáctica posible, recuerdo a un empático facilitador haciendo bromas para hacer más llevadera la serie de pasos que debes realizar durante el proceso

Sábado en la noche no me quedó más remedio que meterme a la cama temprano, programar el despertador y listo a la mañana siguiente a esperar el bus que me lleve hasta la ciudad universitaria. Yo con el temor de haber llegado retrasado, el facilitador nos había advertido que máximo estemos a las 8.45 pm y mi reloj ya indicaba las 8.50, me di cuenta que ni por asomo había el alboroto de las dos primeras elecciones. A paso ligero caminé rumbo a la Facultad de Letras, en aula destinada solo estaban los integrantes de la mesa 060 y en la mesa 060 ausentismo total.  ¿Dónde están el resto? 9.00, 9.15, 9.30 No llegó nadie, de hecho ni los 125 soles que les pagaría la ONPE les interesaba. "Ausentismo, blancos y viciados", sentenció Sonia Luz Carrillo al día siguiente del escrutinio en la foto que usé en mi perfil de Facebook para mostrar mi participación en los comicios universitarios.  

¿Cuáles son las razones por las que no se acercaro a votar? ¿Por qué no les importa o no tienen tiempo o demasiadas ocupaciones o simplemente porque lo único que quieren es terminar la carrera universitaria y punto? ¿El voto universitario electrónico solo te quita siete horas de tu vida, si yo lo hice por qué tú no puedes? El resto que se....Anomia, le dicen.

Pero no fue un día negro. Nos tocó una trabajadora de la ONPE muy jovial que a las 9.15 ayudó a instalar la mesa 059 donde todos los titulares estaban completos, excepto uno, mientras tanto continuaban buscando a los retenes, ¿retenes? pero si era evidente que había poca gente. Nadie quería estar hasta las 4.00 de la tarde, hasta que convencieron a dos chicos de pregrado, también con el tema de los 125 soles, que me acompañen como secretario y vocal. Lo bueno fue que el ambiente estuvo más que relajado. No todos los días votas con música ligera y ritmos pop. 

Desayuno y almuerzo hubo, aunque antes no pasaba nada con el refrigerio (los caseritos refieren pulp, galletas y latas de atún que algo es algo dijo un calvo). A partir de las diez el electorado empezó a desfilar. Asustados, otros apurados,unos más bien tímidos, los que te sonríen, los conversadores, los animosos y hasta algunos desubicados. A cada uno me encargué de repetirle sin cansarme la forma de uso de la cabina. 

En mi salón somos veinte los matriculados pero solo llegaron al sufragio siete personas, y eso que son de maestría. Realmente pensé que el proceso electoral demoraría más y que no estaría a la hora de regreso a casa para la visita de mi amigo francés Baptiste, pero fue todo lo contrario.El voto electrónico funcionó de perilla, todo exacto sin fallas ni tropiezos, al menos en las dos mesas del salón. No hubo que escribir números ni nada, salvo estampar tus firmas en las actas electrónicas. En mi escritorio tengo el certificado impreso en hoja simple que dice a Don Luis Antonio Capurro Benites en agradecimientoo por su participación como Presidente de Mesa ¿será que debo colocarlo como un hito en mi CV? 

En la Facultas de Letras y Ciencias Humanas ganó Voz de Letras con representacuón para el tercio estudiantil del Consejo de Facultad 2016 - 2017 cuyas propuestas las puedes encontrar con mayor detalles aquí. De la lista Jheison Soto de Comunicaciones, José Ambrocio de Lingüísitca y Nixson Fernández de Bibbliotecología tienen representantes. Y también Zandor Emerson de posgrado de la especialidad de Literatura de la lista Letras Claras

¿Por qué era importante votar en estas elecciones? ¿Qué estaba en juego en estos nuevos comicios? Pues elegir a los representantes docentes y estudiantes ante la Asamblea Universitaria (AU), así como de seis Consejos de Facultades (CF). ¿Cuánto fue el porcentaje de universitarios que sí votaron del universo total de 38 649 estudiantes de pre y posgrado, así como 1856 docentes principales, asociados y auxiliares, en el caso de la AU, y 453 en los CF?

Tal parece que amuchos de los estudiantes universitarios les da igual elegir a sus representantes ante la Asamblea Universitaria y los Consejos de Facultades de Educación; Psicología; Ciencias Sociales; Ingeniería Electrónica y Eléctrica; Derecho y Ciencia Política, y Química e Ingeniería Química, Ciencias Sociales; Derecho y Ciencia Política; Psicología; Química e Ingeniería Química, y en Ingeniería Geológica, Minera, Metalúrgica e Ingeniería Geográfica.

Qué ironía la noticia de la web de San Marcos señala: "Se recuerda que los docentes que no asistan a sufragar tendrán una multa del 10 % de su haber mensual y, si son miembros de mesa, pagarán la suma de 250 soles; mientras que los estudiantes serán multados con el pago de 10 soles", precisamente algunos se zurraron en la noticia.

A participar la próxima vez señores, que la vida universitaria no es tan solo recibir conocimientos, analizar, criticar y debatir sino también ejercer tu derecho a decidir quienes te representarán, pero con un voto informado, por supuesto.

Comentarios

Entradas populares